jueves, febrero 22

El año dorado de un banco que apunta aún más alto para 2024 | Economía

Ana Botín, presidenta del Banco Santander, durante la presentación de los resultados anuales de la institución, en Boadilla del Monte (Madrid).ZIPI (EFE)

El sector financiero español cerró un 2023 de beneficios récord en el que todo salió a su favor. Entre los cinco grandes bancos –Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter– ganaron un 26% más que el año anterior, que ya fue excelente, superando la barrera de los 26.000 millones de euros en total. Un nivel nunca antes visto que las entidades esperan volver a superar este año. Por ponerlo en contexto, se trata de una cifra similar al gasto en pensiones de España durante dos meses, ligeramente superior al presupuesto anual que el Gobierno destina a financiar el paro y duplicar el gasto en defensa.

El año pasado trajo una serie de buenas noticias para la industria. Primero, el cambio de política monetaria y el aumento de la renta. A lo que se sumaron las incertidumbres que no llegaron o, al menos, llegaron tarde: un aumento de las insolvencias y del rendimiento del ahorro, una desaceleración económica y un mayor desempleo. Además, el factor tamaño es crucial para la comparación histórica, ya que las entidades son ahora mucho más grandes que antes de la crisis de 2008. Por ejemplo, han duplicado su volumen de actividad.

El primero de los factores que cambió el panorama se fraguó a mediados de 2022, en Frankfurt. Posteriormente, el Banco Central Europeo (BCE) inició una extraordinaria senda de subidas de tipos de interés que llevaron el precio del dinero al 4,5%. “Venimos de años atípicos, con tipos de interés negativos. Y tuvimos una subida fuerte, históricamente rápida”, explicó el viernes José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank. Aunque recordó que se trata sólo de una normalización, lo que ha permitido al sector obtener una sana rentabilidad que ronda el 15%.

El giro del Eurogrupo ha tenido un impacto extraordinario en las cuentas de las entidades, como refleja el aumento de los márgenes de intereses en 2023 de los activos en España. En general, los grandes bancos aumentaron estos ingresos recurrentes en un 20% a nivel global y en un 44% si miramos sólo lo que se recaudó a nivel nacional.

Esto se debe al incremento del coste del crédito derivado del actual nivel de tipos -y del Euribor- en el Viejo Continente, tanto para los nuevos préstamos como para el saldo vivo a tipo variable. Por ejemplo, alrededor del 75% de las hipotecas están referenciadas al Euribor, por lo que las últimas actualizaciones de la tarifa (normalmente revisada cada 12 meses) se han traducido en un importante incremento de la factura de las familias. Y en los próximos años empezará a moderarse.

Esto contrasta con un rendimiento aún bajo del ahorro de los hogares. Según los últimos datos del BCE, desde diciembre los bancos españoles han pagado a los hogares una media del 2,59% por depósitos a plazo de hasta un año. Creció fuertemente respecto a 12 meses antes, pero todavía está lejos del 3,29% de la eurozona, del 3,81% de Italia o del 3,79% de Francia.

De esta manera, la transmisión de la política monetaria no fue completa: se transfirió a los activos y no enteramente a los pasivos. Esto se traduce en que el margen del cliente –lo que gana cada usuario si se resta el coste de los depósitos del rendimiento del crédito– se dispara por encima del 3%. En este parámetro destacan CaixaBank (3,58%), Santander (3,46%) y BBVA (3,42%).

Esto explica que tres de las cinco mayores entidades del país hayan superado con creces sus beneficios históricos: Banco Santander, BBVA y Sabadell. Sólo CaixaBank y Bankinter no lo consiguieron, aunque lograron mantenerse cerca del nivel de un 2021 atípico, cuando unos millonarios extraordinarios firmaron por la absorción de Bankia en el primer caso y por la escisión de Línea Directa en el segundo.

El debate fiscal perdido

Con estas cifras el Gobierno ganó el debate callejero sobre el impuesto extraordinario al sector. Las entidades no comparten el argumento original: creen que lo extraordinario no es el momento actual, sino la era de los tipos negativos. «Creemos que es una medida contraproducente para la economía», dijo el martes Carlos Torres, presidente del BBVA, sobre el impuesto. Su homóloga santandereana, Ana Botín, está en la misma línea: “Ningún país del mundo prevé un impuesto a los beneficios extraordinarios más allá de 2024”.

Sin embargo, el Ejecutivo se ha mantenido firme en su postura y lo que empezó como un tipo temporal durante dos años se ha ampliado un año más con el compromiso de hacerlo permanente mientras se resuelve en los tribunales el recurso del banco. Hay diferencias entre los partidos, pero parece que las relaciones entre Gobierno y sector vuelven a la normalidad. De ahí el poco ruido político que rodea a los resultados anuales de la industria en comparación con lo que ocurrió por estas fechas el año pasado.

Más aún este año

Pese a estos datos, el sector apunta aún más alto para 2024. “Aspiramos a mejorar estas cifras”, afirmó el viernes Gonzalo Gortázar, director general de CaixaBank. Los directivos de Santander y BBVA se mostraron más optimistas y resolutivos. “Si 2023 fue bueno, 2024 será aún mejor”, afirmó Botín. “Los beneficios del grupo seguirán creciendo”, añadió Torres.

Para lograrlo, el banco cuenta con algunos activos a su favor. Por ejemplo, aún será necesario revaluar algunos activos en función del nuevo entorno de tasas de interés, incluso si será un aumento limitado. A ello se suman los amortiguadores que tienen para este año: los márgenes de mejora en mercados como Brasil (para Santander) y Turquía (para BBVA), así como la reducción de costes estructurales. «Este año ya no habrá aportación material al Fondo de Garantía de Depósitos y al Fondo Único de Resolución», recordó el jueves César González-Bueno, director general de Sabadell. Es decir, aproximadamente 2.500 millones menos en gasto para que los beneficios suban (aún más) hacia arriba.

Sigue toda la información Economía Y Negocio En Facebook Y Xo en el nuestro boletín semanal

La agenda de cinco días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y contexto para entender su alcance.

RECIBELO EN TU CORREO ELECTRÓNICO

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_