jueves, febrero 22

El 46% de las empresas españolas ya utiliza la inteligencia artificial para alguna de sus tareas | Economía

Casi la mitad de las empresas ya utilizan inteligencia artificial (IA), según un estudio publicado el martes por Randstad Research y presentado en la sede de la patronal CEOE en Madrid. Por tanto, el 46% de las empresas españolas consultadas dice utilizar la inteligencia artificial en la vida diaria para llevar a cabo algunas de sus funciones. Entre las tareas para las que se utiliza con mayor frecuencia la inteligencia artificial se encuentran el análisis y la previsión de datos (46%), la optimización de actividades administrativas (38%) y la automatización de procesos productivos (36%). En cuanto al efecto sobre el empleo, sólo el 2% de las empresas que utilizan esta tecnología afirma haber recortado personal, frente al 8% que contrató más personal durante la implantación.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, subrayó la importancia actual de la IA y su carácter «transversal». Es decir, su posible aterrizaje en sectores de todo tipo. «La disrupción es todavía pequeña, pero las empresas están recurriendo a ella para eliminar tareas tediosas», añadió Ana Requena, directora ejecutiva de Randstad. El director del grupo de investigación de esta empresa de recursos humanos y trabajo temporal, Valentín Bote, analizó los datos del informe, entre los que destacó que el 46% de las empresas ya utilizan la inteligencia artificial.

Además de las funciones ya mencionadas (el 46% la utiliza para análisis de datos, el 38% para administración y el 36% para automatizar procesos), las empresas que utilizan esta tecnología también la utilizan para atención al cliente (33%), como asistente virtual (30%). %), para optimizar la marketing (28%) y para controlar el fraude (16%). Cabe destacar otro 15% que utiliza la IA en procesos de RRHH como la selección de personal, el mismo porcentaje que la utiliza para el control de calidad. También hay un 13% que lo utiliza en robótica, otro 13% en mantenimiento, un 7% en gestión de riesgos y un 5% en diseño de producto.

Entre los motivos que impulsan el uso de la IA, el 62% menciona la ganancia en eficiencia, que el 46% dice haber obtenido de esta manera. El 62% también espera una mejora en el rendimiento, resultado logrado por el 52%. Casi la mitad esperaba eliminar tareas aburridas, el 49%, lo que el 51% dice haber logrado. Destaca también el 15% de encuestados que espera ahorrar en costes de personal, objetivo cumplido según esta encuesta por un 8%. También hay un 8% que utiliza la IA para abordar la escasez de talento, con un efecto positivo para el 5% de los encuestados. La correspondencia entre los objetivos deseados y los alcanzados permite, según Bote, «llegar a la conclusión, aún incipiente, de que la decisión de utilizar la IA no fue errónea, aunque su implementación llevó poco tiempo».

Por otro lado, el informe Randstad no señala ningún efecto negativo de esta tecnología sobre el empleo. “Hasta ahora, el impacto de la IA en los niveles de empleo ha sido muy limitado. En el 90% de los casos no hubo efecto, mientras que en el 8% el impacto fue positivo y sólo en el 2% hubo reducciones de plantilla directamente vinculadas a la inteligencia artificial», indica el informe, elaborado a partir de entrevistas a 300 empresas españolas. entre noviembre y diciembre. del año pasado. El director de la Organización Internacional del Trabajo en España, Félix Peinado, presente en la presentación del informe, tomó la palabra para afirmar que estas proporciones son consistentes con el efecto observado en el resto del mundo.

A largo plazo, las organizaciones internacionales predicen que se destruirán algunos puestos de trabajo fácilmente automatizables. Pero, al mismo tiempo, estos puestos eliminados serán compensados ​​en gran medida por nuevos empleos, muchos de ellos relacionados con la inteligencia artificial. Es decir, la necesidad de población activa no disminuirá. Pero al mismo tiempo, como indica un informe distribuido este lunes por el FMI, habrá cambios importantes en las tareas y funciones necesarias. En las economías avanzadas afectará al 60% de los empleos.

«Muchos trabajadores tendrán que reciclarse», añadió Bote, que advierte contra una mayor implementación de la inteligencia artificial en áreas como la atención al cliente, marketing o tareas administrativas. Es un mensaje en el que insistió Rosa Santos, directora de empleo, diversidad y protección social de CEOE: “Necesitamos mejores políticas activas de empleo. «No puede ser que haya puestos para los que no haya trabajadores con 2,6 millones de parados».

El debate sobre las vacantes

Precisamente la discusión recurrente sobre las ofertas de empleo ocupa la otra mitad del análisis de Randstad. Según esta encuesta, el 57% de las empresas cree que la escasez de profesionales es el principal reto de sus departamentos de recursos humanos, seguido de la retención del talento (48%) y la atracción y selección de profesionales (46%). Por tanto, el 75% de las empresas sufre escasez de talento, “tres puntos más que hace un año y casi 25 más que antes de la pandemia”, indicó Bote. “El problema está aumentando. «Afecta a todo tipo de empresas, a todo tipo de perfiles y en todo tipo de sectores», añadió.

Según este análisis, el problema de las vacantes no sólo se limita a puestos muy concretos y de alto valor añadido sin un número suficiente de trabajadores con la formación requerida, como diagnostican el Ministerio de Trabajo y los sindicatos, sino que también habría escasez en profesiones elementales.

“En España las empresas necesitan personas”, insistió Garamendi, que se centró en profesiones tecnológicas pero también en el sector servicios o la construcción. “Según nuestros datos faltan miles de empleados, lo que no coincide con los aportados por el INE. Tenemos que ponernos manos a la obra para ver cómo podemos avanzar”, añadió el presidente de la CEOE.

El dato al que se refiere Garamendi es el único oficial, la estadística de vacantes elaborada por el INE a partir de 28.500 entrevistas. Según estos datos, España tiene un número récord de vacantes, 156.000, un nivel muy por debajo del comunicado por los empresarios. Y, sobre todo, muy lejos del problema que representa en otros países europeos. Las estadísticas de Eurostat sitúan a España como uno de los países con menor tasa de desocupación, un 0,9%, muy lejos de los que más sufren este problema, como Bélgica con un 4,7%.

Sigue toda la información Economía Y Negocio En Facebook Y Xo en el nuestro boletín semanal

La agenda de cinco días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y contexto para entender su alcance.

RECIBELO EN TU CORREO ELECTRÓNICO