lunes, abril 15

Planas ofrece controlar más los precios y rebajar la burocracia pero los agricultores mantienen las protestas | Economía

El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha anunciado tras reunirse con las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA que va a impulsar un paquete de 18 medidas vinculadas a la Ley de la Cadena Alimentaria, la simplificación de la normativa de la Política Agraria Común europea (PAC) y a las exportaciones de terceros países que deberán ser abordadas en Bruselas. Los cambios más significativos son la creación de la Agencia Estatal de Control y de Inspección de los Alimentos, para mejorar el control de los precios, y la voluntariedad en el uso del cuaderno digital. Las organizaciones han expresado que aún es pronto para calificar de positiva la reunión, a la espera de que las normas empiecen a materializarse. Por ello, han señalado que mantienen el calendario de movilizaciones.

La nueva agencia se diferenciará de la actual Agencia de Información y Control Alimentaria (AICA), que depende del Ministerio, en que el nuevo organismo tendrá carácter de “agencia estatal” y quien lo dirigirá tendrá un rango superior. Planas ha espeficado que el Gobierno quiere que la agencia estatal esté en vigor “pronto” y, como su creación requiere rango de ley, podría canalizarse a través de otro texto normativo ya en curso para acelerar su aprobación.

El ministro también ha anunciado que el Gobierno publicará las empresas que sean sancionadas por infracciones graves y muy graves de la Ley de la Cadena Alimentaria en caso de reiteración. En atención a las demandas del campo de simplificación de las gestiones administrativas de las subvenciones de la PAC, el Ejecutivo promoverá la eliminación de la rotación de cultivos y mejoras en el tratamiento de las superficies no productivas, únicamente para extensiones en regadío. Asimismo, se defenderá una política de ‘residuos cero’ en los productos comprados de terceros. Planas ha destacado que cuando un producto presente un mínimo de sustancias no autorizadas, no se le permitirá la entrada y, con respecto a las quejas en cuestiones comerciales, ha dicho que España defenderá en todos los foros internacionales el establecimiento de cláusulas espejo y la mejora de los controles aduaneros.

“Es una excelente base de trabajo”, ha dicho el ministro en alusión a la reunión, que ha calificado como positiva. Su intención es crear una serie de mesas de trabajo en coordinación con Agricultura a partir de la semana que viene para profundizar en la creación de la normativa anunciada. Y ha destacado la reunión de ministros de agricultura de la UE, prevista el 26 de febrero, como fecha clave para negociar con Bruselas la introducción de estas medidas.

Valoración de las organizaciones agrarias principales

Miguel Padilla, presidente de COAG, ha recalcado que aún es temprano para calificar la reunión de exitosa. Cree que esto dependerá de cómo avancen las mesas de trabajo, aunque ha admitido que se abre un camino nuevo en el “que se pueden hacer cosas que antes hubiesen parecido imposibles”. Con respecto a la simplificación se ha mostrado crítico, cree que aún se puede “ir a más”. Por su parte, Pedro Barato, presidente de Asaja ha valorado como significativ el encuentro: “Hemos visto avances importantes en la rotación de cultivos, uso de las tierras y cuaderno digital”. Aunque ha añadido que falta profundizar en la definición de muchas medidas.

Similar ha sido la interpretación en UPA. “Son avances que se deben rematar”, ha comentado Monte Cortiñas, vicepresidenta de esta organización. “El ministro tiene que apretar porque la Comisión Europea está en otro momento”, ha dicho en mención los cambios prometidos por el Gobierno. “Hasta que estén concretados, no podemos dejar de pelearlos”, ha zanjado en referencia a las manifestaciones que se han producido ya y a las que están previstas hasta fin de mes.

Manifestaciones antes de la reunión

Antes de la reunión, un muro de 15 tractores se había plantado en las puertas del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en Madrid, para protestar por la situación del campo y en vista del encuentro. Con pitidos, sonidos de cencerros y al grito de “¡lucha por el campo!”, al menos 300 manifestantes vinculados a Asaja, COAG y UPA han llegado para exigir que el Ejecutivo materialice su voluntad de diálogo en medias concretas. Los líderes de las patronales han instado a los trabajadores del campo que continúen con la lucha. “Si queremos soluciones hay que aguantar. No es fácil bajar y torear en la plaza“, ha defendido energético, un portavoz de Asaja.

Estibaliz Cerezo, ganadera de Villarejo de Salvanés, ha llegado a manifestarse con su familia por la “excesiva burocracia”. “Queremos que nos escuchen. Esta vez no vamos a permitir dejarlo pasar como hacemos siempre“, explica. En los últimos años, comenta, ha visto como los precios de la leche y la lana han caído, pero que los costes de producción, en cambio, se han disparado. Además, indica que es una profesión a la que hay que entregarse de lleno “los 365 días del año”. “También queremos ser personas normales. A los agricultores también nos gusta viajar”, bromea.

Manifestación en Pamplona

La de Madrid no ha sido las única protesta de la décima jornada de movilizaciones desde las primeras tractoradas, el 6 de febrero. En Pamplona, la intensa lluvia ha acompañado a unos 8.500 agricultores y ganaderos navarros que, según la Delegación del Gobierno, esta tarde se han manifestado por las principales calles del centro de la ciudad. Ha sido una protesta multitudinaria y de carácter familiar. Un grupo de menores montados sobre pequeños tractores de plástico ha liderado la marcha, acompasada con el ruido de los cencerros y en la que se han visto numerosos lazos verdes. Por detrás de quienes encarnan el futuro del sector, varios centenares de personas han reivindicado, una vez más, un presente y futuro dignos para el campo, informa Amaia Otazu.

Esta ha sido la única protesta de relevancia organizada por el sector desde la reunión que mantuvieron el viernes pasado con el Gobierno de Navarra. Se comprometieron a tener un perfil más bajo y, más allá de algunas tractoradas en las diferentes merindades de Navarra que han provocado retenciones y atascos puntuales, han cumplido. Ahora, esperan que el Ejecutivo foral cumpla con los compromisos que adquirieron en el último encuentro.

Este viernes hay prevista una nueva reunión entre los consejeros de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Economía y Hacienda y los representantes de las principales organizaciones agrarias y de la Plataforma 6F. Sobre la mesa, entre otras cuestiones, una mejora fiscal para el sector, que reclama la vuelta del sistema de tributación por módulos, suprimido por el Gobierno de María Chivite en 2021. El Ejecutivo ya ha anunciado que no van a volver a implantarlo, pero sí avanzan mejoras fiscales que entrarían en vigor en 2025, aunque con carácter retroactivo. Queda saber cuáles. Si no salen satisfechos de la reunión, advierten desde la plataforma 6F, volverán más fuertes que nunca, con y sin tractores.

Críticas de López Miras al Gobierno

En Murcia, donde un grupo de agricultores rodeó el miércoles la Asamblea Regional y zarandeó el coche del presidente de esa comunidad, Fernando López Miras, el portavoz del Gobierno autonómico, Marcos Ortuño, ha criticado este jueves la ”total dejación de funciones” de la Delegación del Gobierno durante esa protesta. Tanto el jefe del Ejecutivo regional como el resto de diputados y los trabajadores del Parlamento estuvieron unas tres horas dentro del edificio, que se mantuvo bloqueado por tractores y camiones hasta que finalmente Miras accedió a recibir a varios de los agricultores para escuchar sus reivindicaciones, informa Virginia Vadillo.

Según el portavoz del Gobierno, fue la propia Delegación del Gobierno la que contactó con la presidencia del Parlamento autonómico para pedir que se produjera el encuentro y “desbloquear” así la situación. “No había ningún plan por parte de la Delegación del Gobierno” más allá de sugerir esa reunión, ha criticado, y ha insistido en que el encuentro se produjo únicamente “para rebajar la tensión, que podría haberse agravado”, y para “salvaguardar la integridad” de las personas que estaban dentro de la Asamblea Regional”. Toda la situación, que ha tachado de “inadmisible” y “sin precedentes”, se podría haber evitado, ha dicho, ya que la Delegación del Gobierno tenía conocimiento desde por la mañana de que los agricultores tenían previsto acudir a la Asamblea Regional para protestar mientras se celebraba la sesión de control al Gobierno murciano, por lo que hubo una enorme “falta de previsión”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO